En España hay muchos niños en situación de riesgo cuyos desayuno, comida y cena dependen de los comedores escolares y otras entidades sociales.

Al declararse el Estado De Alarma muchos colegios fueron cerrados y muchas familias se encontraron sin posibilidad de proporcionar una alimentación correcta a sus pequeños.

En la zona del Polígono Sur de Sevilla, "Abrecaminos Catering Social" se puso manos a la obra y comenzó a repartir raciones a las familias de unos 700 niños.

SALVANDO NEGOCIOS

Tres de las muchas iniciativas solidarias que han surgido para ayudar a salvar los negocios de nuestros barrios.

Bares, librerías y planes variados. La idea es consumir ahora comprando un bono para que los negocios tengan liquidez en esta época de crisis, y disfrutar los planes una vez vuelvan a abrir.

WhatsApp Image 2020-05-09 at 20.50.38 (1

Cada jueves de cuarentena, un grupo de cuentacuentos narra  historias al teléfono para niños y grandes.

El horario es muy extenso, desde las 10 de la mañana, hasta las 23 de la noche.

¡Deja volar tu imaginación y disfruta del cuento!

Durante el Estado de Alarma han surgido muchas iniciativas de ayuda dentro de los barrios. De vecin@ a vecin@

"Plataforma La CuBa" es una despensa solidaria de urgencia que nace en el corazón del barrio de Lavapiés, en Madrid, como consecuencia de la crisis sanitaria.

Los voluntarios atienden a unas 500 familias en situación de riesgo, y necesitan colaboración para poder llegar a más personas.

A veces los que menos tienen son los que más ayudan.

Hace tiempo un grupo de manteros decidió crear una marca de ropa para visibilizar su situación, evitar la falsificación de los productos que venden y ayudar a generar puestos de trabajo que les ayude a salir de la calle.

Durante esta pandemia, a pesar de lo que supone para ellos dejar de vender por el confinamiento, sus máquinas de coser no han parado. Más de cinco mil mascarillas y batas de tela han viajado de las manos de estos expertos costureros hasta los hospitales.

Por otro lado, viendo la necesidad de muchas personas de Barcelona, han creado un banco de alimentos que ha llegado a más de trescientas familias.

¿Quién pensó

en los transportistas?

Mientras muchos estábamos en casa, nuestras despensas estaban llenas. Miles de camioneros y camioneras han agarrado el volante y cruzado kilómetros de un punto a otro de España para poder aprovisionar tanto mercados como farmacias.

¿El problema? Estos transportistas se han encontrado con hostales, baños y bares de carretera en ERTE y cerrados a cal y canto por el Estado de Alarma.

Por suerte,  los empresarios y trabajadores de algunos de estos establecimientos decidieron, de forma voluntaria y gratuita, ofrecer una bebida caliente, aprovisionamiento, lugar de descanso y aseo a estos valientes conductores.

Aquí un listado externo de algunos de estos establecimientos.

DE CORTAR CARRETERAS A LUCHAR CONTRA EL VIRUS 

Los agricultores de Valdelacalzada, en Badajoz, aparcaron las protestas del sector en las carreteras cuando comenzó el Estado de Alarma.

Desde entonces, tarde sí y tarde han desinfectado las calles de su localidad para frenar los contagios y proteger a los más vulnerables.

No son los únicos. Muchos ganaderos y agricultores han arrimado el hombro en la España Rural para luchar contra la pandemia y proteger a su gente.

A DIOS ROGANDO

Y CON LA AGUJA LUCHANDO

Ante la escasez de recursos, numerosos particulares y colectivos se han puesto manos a la obra elaborando mascarillas para personal de supermercado, de limpieza, de farmacias... y para todas las personas que lo han necesitado.

 

Es el caso de las Carmelitas Descalzas de Zaragoza, que aparcaron sus labores diarias, y cual línea de producción comenzaron a elaborar y repartir más de 100 al día.

HOTELES PARA SANITARIOS

Durante los días más duros de la pandemia, muchos sanitarios se han desplazado a las grandes ciudades para ayudar durante el colapso en hospitales. A otros que ya vivían allí se les hacía duro volver a casa tras el turno por miedo al contagio de sus mayores y seres queridos.

Algunos hoteles pusieron sus instalaciones al servicio de las autoridades para que el personal sanitario pudiera hacer uso de las habitaciones.

Pude hablar con los trabajadores de alguno de estos hoteles, y nos contaron cómo, a pesar de estar en un ERTE, muchos de ellos seguían trabajando como voluntarios para hacerle la estancia más agradable a los huéspedes.

No solo han cuidado de sanitarios, si no que otras empresas, pisos turísticos, e incluso particulares, han ofrecido un lugar donde vivir a otro tipo personal esencial, como trabajadores de supermercados, e incluso, a mujeres víctimas de violencia de género

CUIDANDO DE LOS MAYORES

Nuestros mayores han sido las grandes víctimas de esta situación.

 

Muchos han vivido el confinamiento en sus casas solos, sin poder ver a sus familias y con miedo de poner un pie en la calle y enfrentarse al enemigo invisible.

"Covid19Segovia" son tan solo uno de los muchísimos movimientos que se han comprometido con la ayuda. Desde conversaciones telefónicas, creación de mascarillas, acercar la compra de supermercados y farmacias, e incluso préstamo de móviles y tablets para que los mayores ingresados en el hospital pudieran hablar con su familia y no se sintieran tan solos

No había protección, y los trabajadores esenciales como los sanitarios, tenderos, trabajadores de la limpieza, transportistas, periodistas... se jugaban el tipo cada vez que salían a trabajar.

Aquellos que disponían de impresoras 3D comenzaron a elaborar prototipos de máscaras para minimizar los contagios. Es el caso de "Equipo Anti Covid" que ha llegado a distribuir más de 30 mil pantallas.

Otros como "Coronavirus Makers" tenían un equipo de investigación trabajando casi sin dormir para elaborar un prototipo válido de respirador artificial.

© 2020 Historias que hay que contar.